Instituto de Medicina Homœopática América Latina

Inicio » Artículos de Otros » ¡Hay que eliminar las desviaciones de Kent!

¡Hay que eliminar las desviaciones de Kent!

El mayor obstáculo para volver a la verdadera aplicación de la terapia de la homeopatía, es dejar ir todos los filtros de la doctrina Swedenborgiana tal y como la promulgaba Kent.

Kent logró infundir a la práctica médica desarrollada por Hahnemann, una práctica casi espiritual que diluyó la eficacia del tratamiento.

La lista de homoeópatas que eran miembros de la Iglesia de la Nueva Jerusalén y que fueron influenciados por los escritos de Swedenborg se extiende desde John Garth Wilkinson, que fue uno de los primeros homeópatas ingleses y el primer traductor de Swedenborg al inglés, a través de la mayoría de los grandes homeópatas americanos de finales del siglo XIX y principios del XX, a unos pocos de hoy. Hering y Kent, pero también Grimmer, Farrington, Boericke, Tafel, Holcombe, Gram y Wesselhoeft no sólo eran miembros de la Nueva Iglesia, sino que también estaban profundamente influenciados por la filosofía de Swedenborg.

Como es el caso de todo trascendentalismo, Swedenborg también desarrolló un simbolismo basado en la analogía. Su modelo particular representaba “esferas de influencia”: el alma; la razón y la voluntad y, finalmente, la imaginación, el deseo y la memoria. Es evidente que esta concepción influyó directamente en la semiología de Kent.

La doctrina de los grados de Swedenborg: Cuanto mayor sea el número de diluciones (en este caso, en una escala de 1 a 200), mayor será la potencia de la medicina homeopática; asimismo, cuanto más alto es el grado de rarefacción espiritual (del mundo físico al cielo), más cerca uno se mueve al Señor.

Algunas de las teorías de Swedenborg parecían corresponder a las nociones homeopáticas: además de la teoría de las correspondencias, la idea de la representación del máximo a través del mínimo (por consiguiente, de dosis mínimas), el rechazo de la intervención médica agresiva, el estrés en la relación cuerpo-mente, postulado de unidad de materia-energía, la escala de octavas (empleada por Kent como guía para la secuencia de dinamizaciones). Sin embargo, estas afinidades no bastan como una explicación. Parecería que las ideas de Swedenborg proporcionaban una “solución existencial” que superaba el marco de la doctrina homeopática.

Desafortunadamente, todo resultó en una respuesta equivocada al deterioro de la doctrina de Hahnemann actual en la Homeopatía americana y británica. Los homeópatas “clásicos” pensaban que el pragmatismo terapéutico estaba erosionando el eje filosófico y muchos fundamentos de la homeopatía. Es decir, el núcleo duro de la técnica estaba siendo descartado en una velocidad sorprendente por voces que decían “modernizar el método”, incluso si implicaría el abandono de sus bases epistemológicas. Una respuesta adecuada no debió haber intentado transformar la homeopatía en una nueva concepción religiosa. Esto no fue percibido por los duros, que cayeron presa de la ideología, haciendo de la homeopatía el rehén del dogmatismo inflexible.

De hecho, Kent ancló la mayor parte de su filosofía en el sistema de Swedenborg. Expresiones tales como “la interioridad del hombre”, sus famosas “correspondencias de órganos”, la hipótesis de la voluntad y el pensamiento al centro de la existencia humana, todo en un contexto de exhortaciones morales, manifiestan esta influencia.

No obstante, hay otro elemento que debe tenerse en cuenta: el énfasis en los síntomas mentales constituye para Kent más una guía para el estudio de la Materia Medica que las instrucciones a priori sobre la prescripción real. Por otro lado, debe admitirse que el nuevo método de aprendizaje de los remedios de Kent llevó al establecimiento de estereotipos. Y este resultado merece una discusión adicional como el caso de las “personalidades medicinales” que amenazan con sustituir el flujo plástico de la sensibilidad del experimentador. Ninguna tipología discutida puede representar una mejora en comparación con los síntomas aislados, tal y como aparecen en la Materia Médica. Las patogenesias no representan imágenes completas que se superpongan a la personalidad de los pacientes con el fin de encontrar el remedio adecuado. No hay pacientes Lycopodium, ni personalidades de Sepia, ni de Sulphur. Lo que podemos encontrar son personas, seres humanos, cuya susceptibilidad específica puede reaccionar parcial o totalmente a las patogenesias de cada uno de estos remedios.

Lo que surgió como una herramienta didáctica se convirtió en una distorsión. Los síntomas mentales fueron exaltados bajo una luz arcaica. Y eso estimuló a la homeopatía a interpretar imágenes estáticas.

En un marco que requiere singularidad, es muy probable que los síntomas mentales puedan transmitir más fácilmente rasgos particulares. El proceso verbal humano está más en sintonía con los rasgos psíquicos que con los físicos. Lamentablemente, este hecho fue mal entendido y muchas escuelas homeopáticas olvidaron las manifestaciones “orgánicas”, ya que planteaban síntomas mentales como las únicas guías de prescripción. Sólo podemos apreciar este desarrollo como completamente erróneo a la luz de la investigación y las direcciones de Hahnemann;  lo cual es atribuible a las opiniones religiosas de Kent.

 

BIBLIOGRAFIA

COULTER, H. L. Divided legacy. 2.ed. Richmond, North Atlantic Books, 1982. 4vols.

HEMPEL, Ch, J. Organon of the Specific Homeopathy. W.Radde. New York. 1853

KENT, J. T Materia Medica. Ed. Luz-Menescal Rio de Janeiro, 2002

KENT, J. T. Lectures on homeopathic philosophyMemorial Edition. Chicago, Ehrhart & Karl, 1929.

KING, W.H. History of homeopathy and its institutions in America. New York, The Lewis Publishing Company, 1905. 4v.

MURE, BL’homeopathie pure. Revu, Augmenté et Mis en Ordre par Sophie Liet. Paris, J.-B. Bailliére, 1882.

ROSENBAUM, P. Miasms. Roca, São Paulo, 1998.

 

ENGLISH: AQUÍ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: